5 planetas aterradores con condiciones que ni siquiera las películas de fantasía pueden recrear

¿Pensaste que los terremotos, tsunamis y todos los demás desastres naturales en la Tierra son aterradores? Espere hasta que vea las condiciones destructivas en estos cinco planetas.

¿Qué tipo de planetas increíbles pero aterradores existen en el universo? Desde conceptos que has visto en películas hasta condiciones absolutamente inimaginables, aquí tienes cinco planetas terroríficos

Siempre soñaremos y teorizaremos sobre los posibles mundos que acechan en el universo, pero después de tantos siglos de astronomía, ya conocemos planetas bastante interesantes pero aterradores que son dignos no solo de una película de fantasía, sino de una película de terror.
Este es el tipo de planetas que les mostraré ahora. Estos planetas aterradores tienen condiciones tan extremas que nuestros desastres naturales y cataclismos parecen una ligera brisa en un día soleado.



1.El planeta más oscuro que absorbe la luz: TrES-2b

¿Es este el planeta más aterrador de todos los tiempos? Un planeta donde la luz casi no existe. Fuente: NASA

Intenta imaginar el infierno como un planeta. Algunos de ustedes probablemente pensarán en rocas ominosas y calientes, tan calientes que derretirán Terminator. Y en la imaginación de otro aparecerá una imagen de una bola negra gigante de la muerte, donde la luz literalmente muere.

Felicidades. Con esfuerzos conjuntos, acabas de imaginar un gigante distante conocido como TrES-2b.
Girando alrededor de una estrella en la constelación de Dragón, TrES-2b es el planeta más negro jamás descubierto por el hombre. Absorbe el 99% de la luz solar que cae sobre él. Y es poco probable que este planeta se sacie alguna vez, a pesar de que está a 4,8 millones de kilómetros de su estrella. Astronómicamente, es como si estuvieras parado junto a otra persona con tu nariz en la suya.

Entonces, TrES-2b absorbe casi toda la luz a su paso, y la oscuridad opaca de este planeta se ve perturbada solo por el mar de muerte líquida del tamaño de la Tierra. Debido al calor del diablo, no se forman nubes sobre TrES-2b y, según algunos científicos, esto explica en parte por qué es tan negro. Pero, por otro lado, esto no explica el insaciable apetito con el que “come” la luz del sol. Hay muchas teorías. Esto puede deberse a la falta de atmósfera. O podría deberse a que las partículas que absorben la luz, como el sodio que se evapora o los óxidos de titanio gaseosos que flotan alrededor del planeta, tienen la culpa.



2. El aterrador planeta en el Ojo de Sauron – Fomalhaut b

Esta imagen compuesta en falso color, tomada con el telescopio espacial Hubble, revela el movimiento orbital del planeta Fomalhaut b. Fuente: NASA

Ojo de Sauron es un nombre maravilloso que se le da a la joven estrella Fomalhaut junto con los desechos espaciales circundantes. Juntos son muy similares a un ojo gigante en el espacio exterior que nunca destella y es eterno.

Los desechos espaciales, las rocas, el hielo y el polvo crean un disco alrededor del ojo que tiene aproximadamente el doble del tamaño de todo nuestro sistema solar. Ubicado a 25 años luz de la Tierra, un cuerpo celeste del tamaño de Júpiter y llamado Fomalhaut b gira alrededor de la estrella en el centro del ojo.

Dado que este es solo un objeto pequeño entre el enorme vertedero de desechos espaciales, es muy posible que este planeta esté chocando constantemente con esta basura, creando fuegos artificiales con escamas planetarias de rocas calientes y hielo explosivo. Pero las cosas empeoran incomparablemente si consideramos que Fomalhaut b atraviesa este ciclo cruel y despiadado solo porque otro planeta lo empuja fuera de su órbita estelar cercana, condenándolo a la ruina eterna.

3. El planeta en evaporación – Kepler-1520b

El concepto de un artista de Kepler-1520b. Fuente: NASA

Kepler-1520b es un planeta que está siendo torturado lentamente hasta morir por su propia estrella. Digamos que no es tan dramático. Los astrónomos han descubierto un exoplaneta que literalmente se evapora ante nuestros ojos, arrastrando un rastro de cometa polvoriento detrás de él.

Este planeta orbita alrededor de su estrella en solo 16 horas. Esto significa que la temperatura en su superficie es demasiado alta para la existencia de rocas o minerales. Pero eso no es todo. Aparentemente, el universo ha mirado al planeta moribundo, sus montañas flotantes y ríos de magma y ha decidido que esto no es suficiente para él.

Kepler-1520b muestra colosales erupciones volcánicas literalmente a escala planetaria. Son tan poderosos que las cenizas vuelan al espacio. Suena como un planeta bastante aterrador, ¿no es así?.



4. El planeta constantemente ejecutado – Kepler-36b

La concepción de un artista muestra a Kepler-36c como podría verse desde la superficie del vecino Kepler-36b. Fuente: NASA

Kepler-36b es un pequeño planeta que es una vez y media más grande que la Tierra. Y siempre se siente ofendido por su hermana mayor, Kepler-36c, que se parece a Neptuno, siendo un gigante gaseoso.

Los dos planetas giran alrededor de una estrella en la constelación de Cygnus y sus órbitas están muy próximas entre sí. Desafortunadamente, esto lleva al hecho de que periódicamente se encuentran tan cerca que el planeta más grande causa serios daños al más pequeño.

En el momento del acercamiento, Kepler-36c organiza literalmente la ejecución de Kepler-36b, ya que tiene una enorme fuerza gravitacional, convirtiendo a su pequeño pariente en una gran mezcla de terremotos y erupciones volcánicas que atormentan su superficie. Pero lo peor es que el planeta más joven no tiene un segundo para recuperarse después de otra conmoción. Cuando sus volcanes dejan de entrar en erupción, Kepler-36c reaparece con sus vapores apestosos y comienza a atormentar nuevamente. Esto sucede cada 97 días según lo programado. Cada tres meses, Kepler-36b experimenta una devastación completa y no se recupera en el medio.



5. El aterrador planeta con interminables lluvias horizontales de vidrio – HD 189733b

Exoplaneta HD 189733b de la NASA, el aterrador planeta con interminables lluvias de vidrio. Fuente: NASA

El exterior de HD 189733b es engañoso. A primera vista, parece habitable e incluso muy similar a la Tierra: el mismo orbe azul, sin anillos, lenguas de fuego y una oscuridad impenetrable. Incluso podemos imaginar que hay nubes y algunas formas de vida racional que aún no han sido descubiertas por sus hermanos terrenales. ¿Por qué no hemos corrido hacia ellos todavía?

La cuestión es que HD 189733b es en realidad el último lugar al que a alguien le gustaría aterrizar. Este planeta secretamente aterrador es completamente inhabitable. Es un planeta que está literalmente inundado de escombros de vidrio.

Su atmósfera contiene un número extremadamente alto de partículas de silicio que dispersan la luz azul. El color azul del planeta se vuelve aún más brillante cuando su temperatura (más o menos la misma que la del interior de un volcán) convierte las partículas de silicio en vidrio, y luego el planeta comienza a arrojar escombros de este vidrio en todas direcciones a velocidades de hasta 6.500 kilómetros por hora. En pocas palabras, es un tornado de vidrio global y quizás el planeta más aterrador de esta lista.